Femenino

Dignidad

Misterio

Espiritualidad

Romántico

Delicadeza

El color magenta es un color relajante que influye en los sentimientos invitándolos a ser amables, suaves y profundos, e induciéndonos de esta forma a sentir cariño, amor y protección. Las palabras claves que se asocian con el rosa o magenta son inocencia, amor, entrega y generosidad.

 

El color magenta nace de la combinación entre rojo y blanco, que son colores opuestos y psicológicamente contrarios, y por tanto el magenta, como color intermedio, adquiere cualidades de ambos, aunque también goza de un carácter propio: hay conceptos y sentimientos que sólo pueden describirse mediante el magenta, y además todos los sentimientos asociados a este color son siempre positivos. El magenta es el color del que nadie puede decir nada malo.

 

Por su relación con la sensibilidad y el romanticismo, el rosa se ha convertido en las últimas décadas en occidente, en fiel representante de la femineidad. Esta asociación es la que ha llevado a bautizar con su nombre un género literario destinado esencialmente a mujeres: la novela rosa, qué también es conocida como novela romántica, y donde generalmente se narran las vicisitudes de enamorados cuyo amor suele triunfar frente a la adversidad.

 

Realmente el magenta es un color más oscuro que el rosa, pero sus asociaciones psicológicas son casi las mismas.

 

Violeta

 

Por otra parte, el violeta es un color mixto que se origina mezclando el rojo y el azul, y es esta cualidad de color mixto la que asigna al violeta sus sentimientos ambivalentes. En ningún otro color se unen cualidades tan opuestas como en el violeta, ya que representa la mezcla de lo masculino con lo femenino (rojo y azul), y de la sensualidad con la espiritualidad. La unión de estos significados contrarios es lo que determina el simbolismo del color violeta y todo lo que representa.

 

Es por ello importante distinguir entre dos tonalidades principales: el violeta amatista y el violeta púrpura. El violeta amatista es un color relajante y sutil al que se le asocia una gran fuerza espiritual y una especial sensibilidad, y que además suele tener un efecto calmante y de control sobre personas irritadas o irritables. Sin embargo, al violeta púrpura, se le asocian cualidades como egocentrismo, ansia de poder y materialismo.

 

El violeta representa la parte fantasiosa de las relaciones en cuanto a la imaginación, el erotismo y el morbo.  Es el color más pecaminoso, seductor e inmoral e incita al sexo todavía en mayor grado que el rojo. Un estudio reciente ha concluido que el color violeta propicia una mayor actividad sexual principalmente porque influye en el humor de las personas ayudando a que nuestro deseo aumente de nivel. Se ha descubierto que este color, en sus diferentes tonalidades, es el más propicio para practicar sexo. Tanto que algunos especialistas en sexualidad aseguran que quien pinta las paredes de su habitación y utiliza ropa de cama o prendas íntimas de este color, puede aumentar su actividad sexual hasta en un 3%.

 

Ambos colores se suelen utilizar en productos de moda, vestidos y cosméticos.

Inicio              Azul               Rojo              Amarillo              Verde              Magenta               Naranja             Grises             Contacto

Psicología del color  -  Eduardo Yepes  -  Andrés Colorado  -  2014  ©

Clic en las imágenes para ampliar